viernes, 10 de febrero de 2012

En un abanico

Los Abanicos

Lo usaron egipcios, babilónicos, persas, chinos, griegos 
y romanos en representaciones artísticas de sus pueblos.


La primera representación visual del abanico 
está en el Asmolean Museum de Oxford
y se trata de dos esclavos que portan sendos abanicos, 
que agitan suavemente sobre la cabeza del Faraón Narmer (3000 A.C.)



Los literatos, calígrafos y pintores de la antigua China,
escribían y pintaban en los abanicos 
convirtiendo este artículo de uso ordinario 
en un precioso tesoro artístico.



Actualmente no se usa tanto 
tal vez por cuestiones de moda, 
aunque sí en los lugares más calurosos, 
lo que también les otorga 
un mayor conocimiento de su uso,
y de cómo debe ser en cuanto a materiales, tamaños...



 Los hacendados y terratenientes de Cuba,
 donde llegó el abanico de mano de los nobles
que llegaban allí desde España, 
guardaban el abanico en la caña de sus botas,
y su uso era normal tanto entre hombres como en mujeres.



La mayoría de los poetas  de la Generación del 27 
(García Lorca, Vicente Aleixandre, Alberti )
  usaban el abanico, 
por lo que se convirtió en aquellos tiempos
en un objeto ligado a la intelectualidad.




Hubo una época, en la que se elaboró
un sofisticado lenguaje con los abanicos,
igual a como se hacía con el de las flores.
Tema que queda para la próxima entrada.


"En un abanico"

Pobre verso condenado
a mirar tus labios rojos
y en la lumbre de tus ojos 
quererse siempre abrasar

Colibrí del que se aleja
el mirto que lo provoca 
y ve de cerca tu boca
y no la puede besar

Manuel Gutiérrez Nájera
México (1859_1895)








10 comentarios:

  1. Me encantan los abanicos y que post tan bonito y yo llevo unos muy bonitos en verano ya que tengo una conocida que pinta un abrazo y desde hoy te sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste el blog. Gracias por apuntarte como seguidora. Ya fui a tu blog y me pareció lleno de ideas ingeniosas. Un abrazo y nos seguimos leyendo.

      Eliminar
  2. Muy interesante, estoy pendiente cuando cuelgues el lenguaje de los abanicos.
    Saludos desde Sevilla, España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo cariñoso hasta Sevilla. Gracias por venir.

      Eliminar
  3. Bueno Raquel, en Japón encontraba cada abanico más lindo que otro. Por allá los encuentras desde accesibles precios hasta algunos realmente caros, pero hermosos, dependiendo el artiste que los pinte a mano. Son utilizados en la danza Mai, llamada así por sus movimientos pausados y cadenciosos. También es usado en algunas partes del Teatro Nō, característico en la dramaturgia nipona.

    Ya en mi país, el abanico era un artículo muy usado, además del manto y la saya, por aquellas "Tapadas" de las que te comenté alguna vez, símbolo de coquetería en las limeñas de antaño.

    Yo creo que quienes lo usan lo ven más como un objeto elegante que un artículo que alivie realmente el sofoco del calor matutino.

    Un abrazo Raquel, desde el horno que es Brasil por estas épocas,

    Manolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por agregar tu experiencia y conocimiento por demás interesante.
      Me imagino que es poco lo que pueden contribuir los abanicos de mano para aliviar el implacable calor brasileño.Saludos.

      Eliminar
  4. Ah...., me olvidaba, si puedes ves este vídeo. Acerca del abanico en la danza japonesa.

    http://www.youtube.com/watch?v=mTwO2P9y6oY&feature=player_embedded

    Ahora sí, chau

    ResponderEliminar
  5. Me encantó!!! Lleno de femineidad y elegancia.

    ResponderEliminar
  6. Interesante historia, pero pareciera como que estuviera pasado de moda. Sin embargo hay personas que todavía lo usan.

    ResponderEliminar
  7. Tuvo su época, es cierto. Pero no me extrañaría que se se vuelva a usar de nuevo. Las modas van y vienen.Un gusto saludarte, David.

    ResponderEliminar