lunes, 15 de noviembre de 2010

EL VIGÍA DEL BÓSFORO



Paso entre Oriente y Occidente
Esto y más significa el estrecho del Bósforo de la ciudad de Estambul para sus    habitantes:

      Única fuente de alegría 
      Tema de inspiración artística.
      Sitio de comparación con otros lugares.
      Una cucharadita de su aire y se acaba cualquier enfermedad infantil.
      Es un profesor de matemáticas y un forjador de vigías guardianes.
     Alegría
    *Orhan Pamuk, recuerda que cuando era niño su familia tomó por costumbre salir los domingos por la mañana de paseo por el Bósforo. Salir del edificio familiar para buscar aire libre,las discuciones familiares,las peleas con su hermano, los juegos, comtemplar los barcos que pasaban por el Bósforo, eran también actividades de otras familias, por lo cual concluye el autor:
    "...aquello no solo me ha recordado que mi vida no era tan especial, sino que también es quizás la única fuente de alegría para las familias estambulíes" 

    Inspiración
    "...el mar que está tan tranquilo cuando se sale del Cabo Tarabya, de repente se cubre de olas con el viento del noreste que viene del Mar Negro y sobre las olas apresuradas e inquietas aparece esa espuma airada, mínima e impaciente tal y como la pintó Meilling"**

    Sin comparación
    "El placer de pasear por el Bósforo se debe a que uno siente que se halla en un mar en movimiento, poderoso y profundo...no se puede comparar ese brazo de agua que recorre la ciudad por dentro con los canales de Amsterdam o de Venecia...lo de aquí tiene corriente, viento y olas y es profundo y oscuro"

    Cura
    Orhan y su hermano se enferman de tosferina y el doctor Albert, el pediatra, recomienda, después de que se les pasa la fiebre,que todos los días los lleven a tomar aire al Bósforo. Así fue como el sentido de la palabra Bósforo cambió de sentido para el niño. Pasó de significar "garganta " en turco, al significado de "curación"

    Aprendiz de Vigía
    Cuando tenía once años Orhan vivía en un edificio alto y el mar se veía desde la ventana de su habitación. En las madrugadas se quedaba despierto memorizando los poemas que debía aprender para la  hora de ir a clases. Miraba la oscuridad del Bósforo y de vez en cuando distinguía la sombra de algún barco silencioso. Era como si sus ojos le permitieran a los barcos pasar cuando comprendía que era conocido: una barca, un carguero, un viejo barco de cabotaje. Pero cierta madrugada vio un enorme barco desconocido surcando la oscuridad del mar. Quedó tan sorprendido como asustado. ¡Era un barco de guerra extranjero! Sin saber qué hacer, decidió memorizar sus características para hacerlo conocido y convertir el gigantesco barco en algo ordinario.Así empezó su costumbre de contar barcos.Luego se daría cuenta de que esa costumbre la tenían la mayoría de los habitantes de Estambul.
    Detrás de la cuenta se escondía un miedo a lo que de malo podía venir del extranjero. Como si al contar los barcos que vienen de afuera le estuvieran evitando una desgracia a su ciudad.


    En su libro "Estambul", Pamuk , hace de las descripciones literarias verdaderas pinturas sobre una ciudad que es un legado de cultura tanto para Oriente como para Occidente.




    *Orhan Pamuk, Estambul(1952) Premio Nobel de Literatura de 1996
    **Antoine Ignace Melling (1763-1831) pintor, arquitecto y viajero.


    5 comentarios:

    1. Raquel, qué pura vida está su blog (no encuentro otra expresión de inmediato), pero no se me pierda, ¿por dónde estás?

      ResponderEliminar
    2. Raquel, ¿usted ya se apuntó de seguidora en mi blog? La invito a que lo haga, así se me informa cada vez que ud. pone una entrada nueva en su blog.

      ResponderEliminar
    3. Hola Raquel,
      Pamuk es otro que está en la larga lista de escritores por conocer. Con respecto a lo q me enviaste, no me llegó nada.
      Mi mail es:

      manigna@gmail.com

      Un abrazo.

      ResponderEliminar
    4. Volví, Raquel, y le dejo un abrazo filológicamente cálido y amistosamente más cálido aún.

      ResponderEliminar
    5. Muchas gracias Raquel por compartir tan hermosas obras con todos nosotros ! Que èxito de blog ! Saludos !

      ResponderEliminar