jueves, 8 de diciembre de 2011

La Música de las Esferas


"El universo es un gran instrumento  musical.
Las esferas al moverse producen una serie de sonidos
 los cuales no son perceptibles al hombre"
Teoría del Siglo VI A.C.

Foto de Stanislav Volskyi

De acuerdo con la posición de los planetas 
y con su movimiento, así serán sus sonidos.
 Es la armonía musical de los cuerpos celestes.

Pintura del artista Cebarre

Algunos no estaban de acuerdo con esas ideas.
Pero otros personajes las apoyaron,
  e incluso las ampliaron.

Foto de Tunc Tezel

“Entre más rápido sea el movimiento de un astro
más agudo será su sonido... 
por lo que existen intervalos musicales
 bien definidos que están asociados a los diferentes planetas”

NASA

De hecho, Kepler llegó a componer seis melodías
 para cada uno de los seis planetas
 del sistema solar conocidos hasta entonces.

Foto de Mike Rosinski

Al combinarse, estas melodías
podían producir cuatro acordes distintos,
 Uno de ellos sería el acorde producido al inicio del universo,
 y otro, el que sonaría a su término.

Foto de Johannes Schedler_Young Suns

Un sorprendente descubrimiento actual
parece darle la razón a la antigua  teoría de la música de las esferas.

NASA

El burbujeo de la atmósfera de nuestro sol,
lo saca de su estado inicial
 por lo que vibra para recuperar su equilibrio;
lo hace de acuerdo a su composición, tamaño,
densidad y temperatura.

Foto de Stephen Leshin

Ese sonido es único.
Otra estrella, sonaría diferente.

La Bella Durmiente_NASA

No estaba equivocado el poeta Fray Luis de León (1527-8_1591)
cuando comparó la música de un famoso compositor
de su época llamado Francisco Salinas,
con la música de las esferas:

Arp 273_ NASA

“Traspasa el aire todo
hasta llegar a la más alta esfera,
y oye allí otro modo
de no perecedera música,
que es la fuente y la primera.

Y como está compuesta
de números concordes, luego envía
consonante respuesta;
y entrambas a porfía
se mezcla una dulcísima armonía...”



Kepler y los pitagóricos tenían razón.
Por lo pronto, la ciencia ha descifrado las primeras notas
de la Gran Sinfonía del Universo…



7 comentarios:

  1. Exquisita la entrada. Exquisita. Intensa como el vacío universal (esto siento ante el vacío universal: intensidad; lo recoge muy bien el director Stanley Kubrick en su secuencia de la nave en el espacio ilimitado mientras se oye un vals de Strauss: ¡un vals!).

    Tenemos que reunirnos, dígale a Lucy y a las otras del club, tal vez entre Navidad y Año Nuevo.

    ResponderEliminar
  2. Hola William:
    Me impresiona la capacidad de Kubrick para elegir en forma tan acertada la música de acuerdo con las partes de las películas.Esta que mencionas es sensacional; ver el acercamiento de la nave, los objetos flotando y escuchar de fondo la suavidad del vals.
    Como inolvidables son también los acordes de Así hablaba Zaratustra. Por cierto no entendí esta película cuando fui a verla por primera vez. Tuve que leer el libro de Arthur Clarke para después volverla a ver y disfrutarla.
    Póngase de acuerdo con Lucy para reunirnos.
    Un abrazo y gracias amigo.

    ResponderEliminar
  3. Ajá, ya veo que de verdad te gusta el cine. Vamos a tener que sentarnos a "cinefiliar". Llamaré a Luci después de Navidad. Gracias por su visita a mi blog.

    ResponderEliminar
  4. Vine por recomendación de don Will, y debo repetir su palabra pues explica mi sentimiento al leer la entrada a la perfección: exquisita.
    Que barbaridad, lenguaje sencillo y a la vez profundo.
    Se quedan cortas mis publicaciones a la par de esta. Bravo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Sergio
    Con las palabras de usted y del amigo Will he crecido por lo menos dos palmos. Ya ni puedo entrar por la puerta de mi casa...
    Estuve en su blog y me gustó mucho.
    Seguiré visitándolo.Me alegro mucho de que William nos pusiera en contacto. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Navidad es la hora de una Nueva y Buena Noticia. La Navidad es para recordarnos no solo el nacimiento de alguien muy importante en la Historia, sino también el concepto de su mensaje. Cuando la humanidad insiste en guerras, cuando no soluciona las inequidades de muy distinto tipo, es hora de pensar otra vez en la solidaridad como cualidad del amor: es hora de juntar la paz personal con la paz social. Esta Navidad debe ser cuestionamiento antes que certidumbre. Espero poder reorganizar mi tiempo para recuperar mis visitas a los blogs amigos.

    wílliam venegas
    La huella del ojo

    ResponderEliminar
  7. Bellísimo mensaje William.Gracias por venir a dejarlo. Que ese deseo de paz personal se haga realidad en nuestras vidas y la de tantos que la necesitan.
    Al igual espero que la organización de su tiempo le siga permitiendo su apreciada visita a este blog.

    ResponderEliminar