sábado, 3 de diciembre de 2016

Volver a encantar la vida...




Cuenta la escritora Marianne Williamson ("La edad de los milagros") que cuando pequeña sus padres la llevaban a un restaurante que en la noche decoraban con luces y burbujas de colores. Ante sus ojos de niña era mágico. Mientras todos cenaban ella se dejaba llevar por su imaginación. 



Este relato me recuerda la fascinación que el nacimiento con sus personajes y luces tenían cuando yo era pequeña. Pasaba largo tiempo contemplándolo e imaginando lo que hablaban y hacían sus pequeños personajes bajo la iluminación tenue de los bombillos multicolores. 



 Han pasado cualquier cantidad de años y siento exactamente la misma emoción ante la vista del portal que todos los años hacemos en Navidad. Incluso la pregunta cajonera se repite siempre cuando lo hemos terminado:
_ ¿Cuál de todos esos personajes te gustaría ser?



Y revisamos cada uno de ellos, valoramos lo que hace y hasta donde está ubicado, y al final decidimos…Pero  muy al final…cuando con nuestra imaginación puesta en el pastor, o en el chico con el perro, en el pintor, en la niña o en su mamá decorando el árbol,…dejamos de ser nosotros y hemos sido por un lapso de tiempo, alguno de ellos.



A medida que crecimos fuimos desencantado la vida. Tal vez, a nuestra mediana edad, sea conveniente volverla a encantar. Y decidirnos al fin, vivir de otra manera los valiosos años que nos quedan…siendo lo que queremos ser y haciendo lo que queramos hacer, con amor, pasión y un poco de magia de la que nuestra imaginación siempre nos puede proveer. ¡Feliz Navidad!






sábado, 19 de noviembre de 2016

Las diez mejores marcas del mundo...




No. La primera no es Google. Porque aquí nos vamos a referir a las diez mejores marcas pero, del mundo antiguo.
Si se hubiera hecho esa consulta en aquellos lejanos tiempos,podrían ser las siguientes; comenzando por el décimo lugar al primero:

El estaño de Casitérides:
Las Casitérides eran pequeñas islas en la costa noreste de España, se supone;
puesto que su ruta se habría mantenido oculta a propósito por mucho tiempo.






Esencias de Punt:
Según relatos egipcios, del reino de Punt le llevaban al faraón: mirra, incienso, cinamomo, antyu, ébano, marfil...
Posibles lugares donde pudo haberse ubicado el Reino: Somalia, Etiopía, Yemen Eritrea...




La Seda de China:
Los romanos, especialmente las mujeres se convirtieron en aficionados de este tejido. Se originó en el siglo I A.C.





Púrpura de Tiro:
Colorante o tinte entre rojo y morado. Se extrae de un caracol de mar. Se cree que ya se utilizaba en Creta 1600 años A.C.
La antigua ciudad de Tiro se halla a 70 km de Beirut




Cerámica de Grecia:
La pintura de la cerámica nos proporciona información de la cultura. Existen diversos estilos según su función.
Recipiente cerrado para ungüentos y aceites:



Recipiente cerrado para el culto

Ánfora panatenaica


Con la figura de la diosa Atenea. Año 332-331 A.C.


Papel de Pérgamo:
Pérgamo estaba situada al noroeste de Asia Menor, actual Turquía. En realidad eran hojas elaboradas con piel de res o de otros animales. El papiro era más frágil e incómodo tanto para el copista como para el lector.


Garum de Cádiz:
Consistía en una salsa elaborada con vísceras fermentadas de pescado.


Antigua Factoría de Garum en España

Aurigas de Roma:
Eran ídolos de la multitud, aunque seguían siendo esclavos o libertos que competían en carreras de caballos.



Mármol de Carrara:
Sigue siendo uno de los mármoles más apreciados por su blancura o sus tonalidades azuladas-grisáceas, casi sin vetas y grano de fino aspecto arenoso.



Vino de Falerno:
Primer vino con denominación de origen. Producido en las laderas del monte Falerno ( hoy Monte Massico) en Campania.
Por lo que se podía leer en una pared de un establecimiento comercial, en la antigua Pompeya, fue un vino caro.

Por un as puedes beber vino
Por dos puedes beber el mejor
Y por cuatro puedes beber falerno.



En estas ánforas trasladaban el falerno por todo el mundo antiguo.







sábado, 13 de diciembre de 2014

Navidad eres tú


"La Navidad suele ser una fiesta ruidosa: nos vendría bien un poco de silencio, para oír la voz del Amor.





Navidad eres tú, cuando decides nacer de nuevo cada día y dejar entrar a Dios en tu alma. 

El árbol de Navidad eres tú, cuando resistes vigoroso a los vientos y dificultades de la vida.

Los adornos de Navidad eres tú, cuando tus virtudes son colores que adornan tu vida.

La campana de Navidad eres tú, cuando llamas, congregas y buscas unir.

Eres también luz de Navidad, cuando iluminas con tu vida el camino de los demás con la bondad, la paciencia, la alegría y la generosidad.

Los ángeles de Navidad eres tú, cuando cantas al mundo un mensaje de paz, de justicia y de amor.

La estrella de Navidad eres tú, cuando conduces a alguien al encuentro con el Señor. Eres también los reyes Magos, cuando das lo mejor que tienes sin importar a quién.

La música de Navidad eres tú cuando conquistas la armonía dentro de ti. 



El regalo de Navidad eres tú, cuando eres de verdad amigo y hermano de todo ser humano.

La tarjeta de Navidad eres tú, cuando la bondad está escrita en tus manos.

La felicitación de Navidad eres tú, cuando perdonas y restableces la paz, aun cuando sufras.

La cena de Navidad eres tú, cuando sacias de pan y de esperanza al pobre que está a tu lado.

Tú eres, sí, la noche de Navidad, cuando humilde y consciente, recibes en el silencio de la noche al Salvador del mundo sin ruidos ni grandes celebraciones; tú eres sonrisa de confianza y de ternura, en la paz interior de una Navidad perenne que establece el Reino dentro de ti.
Una muy Feliz Navidad para todos los que se parecen a la Navidad".


Papa Francisco