viernes, 15 de junio de 2012

Tras las huellas de un Café


Como muchos turistas,
nosotros también queremos ir al café de Rick.
Buscaremos aquel café
que aparece en la  película Casablanca 
 para recordar los amores de Rick y de Ilsa
 (Humphrey Bogart _ Ingrid Bergman) 
 El asunto es, ¿adónde lo vamos a encontrar?
 ¿En Marruecos?¿En París? ¿En Cap Ferrat? 
o, ¿en los estudios de la Warner Brothers.?


Al llegar a Casablanca, los marroquíes
se empeñarán en mostrarnos
la Mezquita de Hassan II.
Tienen motivo para estar orgullosos de esta mezquita; 
es la segunda más grande del mundo después de La Meca.
Ubicada sobre un promontorio, se alza sobre el océano. 
Su minarete tiene una altura de 210 metros 
que lo hace el más alto del mundo.
_¿Y el café de Rick?
_No, en esta ciudad nunca ha estado_ nos contestan.


En París nos dirán que nos vayamos a otros sitios hermosos
 y llenos de historia pero aquí tampoco está ese café.
Y nos explican:
_Aquí solo estuvo un café que sirvió de modelo para el de la película.


 Nos vamos a Cap Ferrat 
donde se nos acaba de olvidar a qué veníamos.
Este bello lugar en el mediterráneo francés, 
llamado "Península de los Sueños", entre Niza y Mónaco, 
tiene la fantasía suficiente para que se nos olvide todo lo que no sea disfrutar.



Preguntamos por el famoso café
 y nos contestan:
_Aquí estuvieron Murray Burnet y Joan Alison 
y les impresionó un café al que fueron
 y que luego les serviría de modelo
para el de su obra de teatro.
_¿Quienes son esos señores
 y de qué obra de teatro nos habla?
_Burnet y Alison escribieron una obra de teatro llamada: 
"Todos vienen al café de Rick"  
que nunca estrenaron 
pero que sirvió de base para la película 
cuando ellos le vendieron los derechos al director.



Decidimos no ir a California 
porque el estudio donde se filmó la película
 y que era el único real imaginario café de Rick,  
hace mucho tiempo que no existe. 
Preferimos quedarnos unos días más en Cap Ferrat
y disfrutar la belleza de la Costa Azul.


Aquí acaban las huellas del Café...
pero las de la película Casablanca, 
en nuestro recuerdo
son imborrables.

viernes, 8 de junio de 2012

Carretas

                                                                                  

Cuando el día ya no es día y la noche aun no llega…
perfiles desdibujados, cielo azul de luces trémulas_
por las rutas del ensueño, van rodando las carretas…

                                        Julián Marchena _ Romance de las Carretas


José Miguel Iglesias _Carreta Herediana

El canto de la carreta consiste en un golpeteo
entre el anillo y la tuerca.

Ese sonido es diferente
en cada una de ellas.


Han pasado por lo menos tres carretas al frente de la casa.
Pero solo ahora, un ruido a la distancia
de otra de ellas,
 hace que la mujer deje de lado su costura
y  piense asi, refiriéndose a su marido:
_ Ya viene Juan ; hay que poner el café y el pan en la mesa.


Mi tierra_ Randall Hernández Mora
 
Un vecino conversa con otro:
“_Te oyí pasar el viernes en la madrugada;
 m espertó el canto de esa escandalosa carreta tuya .
Vendémela querés.

_Ni que me la pagaras como si juera di oro.”

Acuarela de Fausto Pacheco Costa Rica 1899 - 1945

"...Y si a lo largo del viaje
algún riachuelo atraviesan,
báñanse en agua con luna,
_flecos de plata en las ruedas_
Y sus enhiestos parales
dialogan con las estrellas."


                               Julián Marchena  _ Romance de las Carretas


 

“_ ¿Qué bonita carreta! ¿Onde te la pintaron?
_¿Onde iba a ser? Onde Gabino Sojo. La pintó Flor de Itabo.
Y la fama de la decoradora de carrretas se iba extendiendo
 por todo el pueblo,…y más allá, hasta donde verdean los mares…”

                                Los Colores- Cuento de Carlos Salazar Herrera
                                         Costa Rica 1906 - 1980



La carreta típica costarricense
fue decretada Símbolo Nacional
el 22 de marzo de 1988.