lunes, 27 de febrero de 2012

El Lenguaje Secreto

Las Cartas del Tercer Día

Hunan, Provincia de China

La joven se ha casado hace tres días.
 Recibe “Las cartas del tercer día”;
un legado valioso de su progenitora,
 que a su vez recibió de la suya y así sucesivamente.
Están escritas en el lenguaje secreto Nu Shu,
que solo utilizaban y conocían las mujeres.


En la antigua Hunan, la escritura se enseñaba solo a los hombres.
Con el tiempo, las mujeres inventaron el Nu Shu, 
y lo enseñaban las madres a sus hijas o entre cuñadas.
Se le conocía desde el siglo tercero 
pero el mundo supo de su existencia hasta el año 1983.



Consejos, recomendaciones, canciones, mensajes,
o simples expresiones de la vida diaria,
se escribían con caracteres estilizados y estéticos 
que a veces se atrevían a situar incluso 
en objetos artesanales en forma camuflada,
que bien podían ser los abanicos.




 La vida de las mujeres casadas era difícil,
  pues se les obligaba a abandonar su aldea de nacimiento,
su hogar, sus amistades, 
para ir a vivir a la comunidad de su futuro esposo, 
a quien nunca habían visto
y con quien debían pasar el resto de sus vidas.

El Abanico de Seda

Es un libro de la escritora: Lisa See.
La trama se sitúa
  en el Siglo 19 en China.
 Las niñas, Lirio Blanco y Flor de Nieve
se emparejan como laotong - almas gemelas -
 unidas para la eternidad. 
Aisladas por sus familias, furtivamente
 se comunican por turnos
  mediante el lenguaje secreto, 
entre los pliegues de un abanico de seda blanca…


La película: "Snow flowers and the secret fan"
basa su argumento en este libro.


"El Nu Shu era un medio por el que nuestros pensamientos
podían sobrevolar los campos...
Los hombres de nuestras casas no concebían 
que nosotras pudiéramos tener algo importante que decir.
No imaginaban que pidiéramos tener emociones
ni expresar ideas creativas..."

"El abanico de seda"
 Lisa See



Actualmente la región de Hunan es visitada por turistas 
que encargan a las mujeres
poemas o textos especiales escritos en Nu Shu.
Las jóvenes han tenido que aprender 
el casi olvidado lenguaje para su negocio, 
el cual ha hecho prosperar más a las mujeres
que a los hombres del lugar.
¡Tal vez una compensación de la vida!




jueves, 16 de febrero de 2012

El Lenguaje de los abanicos


Lo que no se podía decir con palabras,
se podía expresar con el abanico...


Abanicarse rápidamente:


 _¡Te amo intensamente!
Abanicarse lentamente:


_¡Soy casada y me eres indiferente!


Cerrar el abanico despacio:


_¡Sí!
Cerrar rápido y airadamente:


_¡No!

Contar las varillas:


_¡Quiero que hablemos!
Dar un golpe con el abanico:


_¡Estoy impaciente!
Taparse la cara de la luz:


_¡No me gustas!

Cubrir la cara con el abanico abierto:


_¡Sígueme cuando me vaya!
Apoyar el abanico a medio abrir sobre los labios:


_¡Puedes besarme!
El abanico sobre la mejilla izquierda:


_¡No!

(Sobre la mejilla derecha: ¡Sí!)
Llevarlo con la mano izquierda:

_¡Deseo conocerte!
y moverlo con esa misma mano: 
_¡Nos observan!


Mirando los dibujos del abanico:

_¡Me gustas mucho!
Salir al balcón con el abanico abierto o abanicándose:

_¡Saldré!

(Llevarlo cerrado al balcón: _¡No saldré!)


 Sin flores, él.
Y sin abanico ella.
 ????


_¡¡¡¡No sé que decirte!!!!

Fue una época en que por lo visto
estuvimos a punto de perder las palabras...

viernes, 10 de febrero de 2012

En un abanico

Los Abanicos

Lo usaron egipcios, babilónicos, persas, chinos, griegos 
y romanos en representaciones artísticas de sus pueblos.


La primera representación visual del abanico 
está en el Asmolean Museum de Oxford
y se trata de dos esclavos que portan sendos abanicos, 
que agitan suavemente sobre la cabeza del Faraón Narmer (3000 A.C.)



Los literatos, calígrafos y pintores de la antigua China,
escribían y pintaban en los abanicos 
convirtiendo este artículo de uso ordinario 
en un precioso tesoro artístico.



Actualmente no se usa tanto 
tal vez por cuestiones de moda, 
aunque sí en los lugares más calurosos, 
lo que también les otorga 
un mayor conocimiento de su uso,
y de cómo debe ser en cuanto a materiales, tamaños...



 Los hacendados y terratenientes de Cuba,
 donde llegó el abanico de mano de los nobles
que llegaban allí desde España, 
guardaban el abanico en la caña de sus botas,
y su uso era normal tanto entre hombres como en mujeres.



La mayoría de los poetas  de la Generación del 27 
(García Lorca, Vicente Aleixandre, Alberti )
  usaban el abanico, 
por lo que se convirtió en aquellos tiempos
en un objeto ligado a la intelectualidad.




Hubo una época, en la que se elaboró
un sofisticado lenguaje con los abanicos,
igual a como se hacía con el de las flores.
Tema que queda para la próxima entrada.


"En un abanico"

Pobre verso condenado
a mirar tus labios rojos
y en la lumbre de tus ojos 
quererse siempre abrasar

Colibrí del que se aleja
el mirto que lo provoca 
y ve de cerca tu boca
y no la puede besar

Manuel Gutiérrez Nájera
México (1859_1895)








miércoles, 1 de febrero de 2012

La Frontera del Mito


El Mito

Son cinco los ríos de la región del Hades: Aqueronte,
Erídano,Cocito, Flegetonte, Leteo y la laguna Estigia.
Después del Juicio emitido por Minos,
 las almas se van hacia el lugar que les corresponda.
En el Elíseo o Eliseos están las almas de los bienaventurados.
Por el contrario el Tártaro es una región de castigo
y en el Campo de Asfódelos están las almas
ni virtuosas, ni malvadas.




El  Leteo era el río del olvido.
Su nombre deriva de la diosa Lete, 
hija de La Discordia.


Dante bebiendo de las aguas del Leteo

Las almas bebían de sus aguas 
para olvidar su vida terrestre.


La Historia


En el año 138 A. C.
el General Romano Décimo Junio Bruto
conducía sus legiones por la parte norte
de la actual Portugal 
en su afán de dominar estas tierras 
y convertirlas en parte del Imperio.




Al llegar al río Limia y dar la orden de cruzarlo
sus soldados se reúsan.
Un río como aquel no era problema
para un regimiento como el romano.
¿A qué se debía entonces esta insubordinación?
El miedo que sentían por el nombre del río
les impedía a los soldados cruzarlo.
Limia significaba oblivium (olvido)
para los romanos... 
Es el recuerdo tenebroso del río Leteo del Hades griego.
Cruzarlo significaba arriesgarse a perder la memoria
y no poder regresar jamás a su patria y a sus hogares.




El General resuelve rápido;
toma el estandarte y cruza de primero.
Al llegar a la orilla opuesta
comienza a llamar por su nombre
a cada uno de sus soldados
quienes al comprobar así que la memoria de su general
no ha sido afectada, cruzan el río.




El río Limia se convierte de esta forma en el sitio 
 límite entre lo conocido y lo ignorado.
Es la frontera entre el mito y la realidad
que dará lugar a la leyenda 
que se elaborará alrededor de la figura histórica
de un decidido General Romano.


Versos Órficos


Según las tablillas encontradas en
tumbas de Grecia y de Grecia Grande


"En el umbral de la puerta negra,
  a la derecha, a los pies de un álamo,
corre el agua de olvidar.

Brota a la izquierda el agua de Memoria;
cristal helado, frío licor,
El agua de Memoria está en mi corazón..."
Marguerite Yourcenar_
Bélgica (1903) EEUU (1987)