lunes, 16 de enero de 2012

El Poder de la Música


Orfeo se enamoró y se casó con Eurídice.
Ella muere por la mordedura de una serpiente venenosa.
A él se le conoce por haber bajado
al Hades donde estaban las almas de los muertos
ocupando diferentes secciones, 
según como hubieran llevado su vida.
 Pocos son los que en la literatura 
viajaron a este submundo
y pudieron regresar con vida.
Recordamos a Odiseo, Eneas, Teseo, Hércules, Psique.
 Dante, con su imaginación hizo ese viaje
y lo reseñó en "La Divina Comedia".


Orfeo logra sortear los inconvenientes
y peligros del Averno gracias a la música
que sabía interpretar como ningún otro personaje.
También logra mediante la ejecución de su canto
 y de su música, que los dioses del Infierno,
Hades y su esposa Proserpina
se compadezcan de su dolor y le permitan
regresar al mundo de los vivos con su esposa.


La condición que le impusieron
fue la de no mirar hacia atrás.
Pero Orfeo duda de que Eurídice venga detrás de él
y poco antes de salir a la superficie
se voltea para mirarla y constatar su presencia,
por lo que Eurídice desaparece de nuevo
y para siempre en el Averno.


No cualquiera va al otro mundo cantando
y tocando la lira para encantar 
tanto a animales como a personajes, 
algunos tan oscuros e inaccesibles 
como los mencionados.
Se dice que cuando regresó,
sus cantos hacían referencia 
a los peligrosos pasajes que tuvo que sortear, 
a las dificultades que le impusieron
y cómo resolvió esos problemas de camino.


En otras palabras, 
Orfeo diseñó un mapa del Hades,
por lo que fue haciéndose 
de un gran número de seguidores,
dando origen a la famosa teología órfica
y enojando a algunos poderosos dioses
por dar tanto detalle sobre cómo llegar
a los mejores lugares del más allá.
Esto ocasionará que las ménades
se ensañen en su contra
y le causen una muerte tràgica.


Zeus en su honor, envía al cielo la lira de Orfeo
formando la constelación que lleva ese nombre
y que nos recuerda a su gran ejecutante.


Erato, musa de la poesía lírica 
representada con una lira en sus manos.






jueves, 5 de enero de 2012

Ventanas al Mar




"...Tal vez el amor y la naturaleza
fueron desde muy temprano los yacimientos de mi poesía."



"Mis altos y derechos mástiles son amigos del sol,
de la luna y del aire aromoso que los prueba.


El mundo se oxigena junto a la higiene azul de las olas.



Necesito del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:

No sé si es ola sola o ser profundo
o solo ronca voz 
o deslumbrante suposición de peces  y navíos.


"El Océano Pacífico se salía del mapa,

no había dónde ponerlo. Era tan grande,
desordenado y azul...
que no cabía en ninguna parte. 


Por eso lo dejaron frente a mi ventana." 


Pablo Neruda (Chile 1904-1973)
Premio Nóbel de Literatura 1971

El amor por Chile y por el mar está presente en toda su obra, como lo demuestra
la siguiente hermosa descripción de su patria:


"Chile es un país amontañado, encumbrado, lleno de aristas y vertiginosos abismos.
Los minerales erizaron de cobre y hierro sus alturas.
Encima de ellas vive la nieve blanca.
Chile es un balcón titánico y estrecho.
Las cordilleras nos rechazan.
Los chilenos nos ponemos en fila para ver nuestro mar,
el espacio iracundo, las olas del océano."