lunes, 28 de noviembre de 2011

El libro de la Naturaleza



"_Me siento despreocupadamente cómodo y encantadoramente irresponsable.

Este es el estado de ánimo general
que domina por estos contornos.
Hay un río ...
arrebujado gustosamente en su colcha,
de yerbajos flotantes, (que) parece pensar:


"_ Puesto que es posible pasar sin la menor prisa, ¿por qué he de ajetrearme?"


Las únicas señales de actividad se observan en los patos,
quienes graznando se chapucean de golpe 
y salen inesperadamente arriba de nuevo
 para sacudirse el agua con energía,
como si repetidamente intentaran explorar los misterios
que existen bajo la superficie,
 cada vez sacudiendo las cabezas 
como si tuvieran que informar:

"_¡Nada aquí! Nada aquí!"

La humanidad, con todas sus corrientes 
y confluencias, grandes y pequeñas, 
fluye adelante y adelante, como lo hace el río,
desde su fuente de nacimiento
hasta su mar de muerte...

_"Cuando vengo al campo
dejo de ver al hombre como separado de lo demás."


El paisaje inmenso de cielo ilimitado, nubes densas, 
en fin... lo infinito, dice así:
"_Mi compañero apropiado es una sola persona.
Una multitud sería trivial y distrayente"



 A los niños de la escuela les digo:

"_Aquí tenéis dos maestros: yo el maestro humano
y los árboles, maestros de la Naturaleza"




 "Entrevisiones de Bengala";
es una obra del escritor Rabindranath Tagore.
La Naturaleza como protagonista pasa 
a través de todos sus sentidos
y a veces hasta se funde con ella:

"_Yo debí ser uno de esos árboles
brotados de su suelo recién formado,
alzando mi verde follaje
con toda la frescura de su primer impulso."

...El libro de la Naturaleza es 
una fuente inapreciable de aprendizaje;
más profunda que la palabra escrita, 
decía Tagore; a pesar de haber pasado 
gran parte de su tiempo con sus libros. 


El poeta vivió algunos años en un barco casa
inmerso en esa Naturaleza que tanto amaba.
En la época de invierno
cuando suben las aguas del río, nos dice: 

"_Lo que antes solo podía ver desde la cubierta más alta,
ahora lo veo desde la ventana de mi cabina.
Mi campo de visión se ha hecho más grande...
Antes solo se veían las copas de los árboles...
Hoy todo el bosque es visible."



 De vez en cuando hay que detenerse, 
mirar y admirar la naturaleza;
reflexionar sobre ella y lo que nos dice. 
Tagore aprovechaba esos momentos 
para escuchar al río, a los árboles, a los animales;
aprender de sus lecciones
y luego transmitirlas 
en sus charlas o en sus escritos.


Rabindranath Tagore_ India (1861-1941) 
Premio Nobel de Literatura 1913







sábado, 19 de noviembre de 2011

Pintura y Poesía Floral


*¡Qué hermoso es tras la lluvia
del triste otoño en la azulada tarde
de las húmedas flores
el perfume aspirar hasta saciarse!


Si al mecer las azules campanillas de tu balcón
crees que suspirando 
pasa el viento murmurador,
sabe que oculto entre las verdes hojas
suspiro yo.


**En las noches de abril mansas y bellas 
en  tanto que recuerdas y meditas...



ascienden al azul las margaritas 
y se truecan en pálidas estrellas.


por eso cuando llena de rubores
deshojas margaritas de alabastros
auguran el olvido y los amores...


presienten el futuro: ¡Han sido astros!


Comprenden el amor: ¡Han sido flores!


*Gustavo Adolfo Bécquer
**Amado Nervo

 Flores, pintura y poesía; una hermosa confabulación.

Las pinturas pertenecen al artista Daniel Ridgway Knight (EEUU-1839-1924)

lunes, 7 de noviembre de 2011

Amor a primera vista


El lenguaje de la pintura

Toda pintura tiene un mensaje significativo que ofrecernos.
Esta obra titulada "Baco y Ariadna" pertenece
al pintor italiano Tiziano.

En su lenguaje, nos dice: 
_Mis protagonistas son: el dios del vino llamado Baco
y  Ariadna,la hija del rey de Creta, abandonada en una isla
por un joven llamado Teseo.
Tiziano me pintó en el momento en que Ariadna y Baco se encuentran.

Dos leopardos de las nieves,tiran de la carroza
en la cual viaja el dios del vino...


A la carroza la sigue todo un grupo de alegres personajes
entre quienes destacan
 unas jóvenes llamadas ménades
que van  tocando instrumentos musicales.



La figura musculosa que lucha con las serpientes
representa a Laocoonte y tiene su propia historia.


El cuerpo de Ariadna se estira
en dirección hacia el mar
por donde se fue Teseo en su barco,
mientras ella dormía.
En ese momento ve
por primera vez a quien será su esposo: El dios Baco.
Él salta de su carroza hacia ella en un gesto dramático.
¡Amor a primera vista!



El gordito se llama Sileno
y es el padre adoptivo de Baco,
siempre se le representaba borracho
y montando un burro.
Un personaje coronado con hojas de vid 
agita sobre su cabeza la pata de un becerro
y en la mano izquierda lleva un bastón
con hojas de vid entrelazadas.
Más atrás se ve  la figura borrosa del cargador de un tonel de vino.



Los espíritus de los bosques
son divinidades mitad hombres y mitad macho cabrío.
¿Ven una urna tirada en el suelo sobre un ropaje?
Mírenla mejor:



En ella aparece el nombre de Tiziano
como si fuera una inscripción latina en la urna de oro.
Es su firma: "Ticianus F(ecit)_ Tiziano lo hizo.
Él es uno de los primeros pintores en firmar su obra
y luchó por elevar la condición
social e intelectual de los pintores.

Tiziano Vecellio (1487_ 1576)

Es hermoso el sentimiento de Baco por Ariadna;
acaso un motivo más para apreciar el vino.